Una boda en Argentina

0
Boda en Argentina
Publicidad

En toda boda o casamiento, siempre hay detalles que no pueden faltar. Se trata de costumbres, creencias y en fin, tradiciones que se mantienen en el tiempo. ¿Y que hay de esto en Argentina? ¿Qué es casi necesario y de buen gusto durante la celebración de una boda en Argentina? Ya sea que se festeje en un salón o más íntimamente, puede ser en un restaurante a la carta, el día del “Civil”. Organizar una fiesta, una boda, ese momento que se quiere que sea inolvidable para una/ o y su pareja, también para aquellos que asistan como invitados. Hay detalles que no se deben perder de vista, ni olvidar o dejar de tener en cuenta si se reside en este país Sudamericano.

Detalles a no perder de vista

  • Tirar arroz a los novios. Es señal de buen augurio, tanto a la salida del registro civil, como si se casan por iglesia. De preparar esto se encargan las mujeres más allegadas a la novia, generalmente la madre, hermanas, (si las tiene) y amigas. O bien, las mujeres que estuvieron en la despedida de solteros.
  • En un momento de la fiesta se estila, “tirar el ramo”. Esta costumbre, a cargo de la novia, a veces no tenida tanto en cuenta, sobre todo hace unos años, al disminuir considerablemente la cantidad de casamientos. Tiene una connotación de deseo, el deseo de la novia y de sus allegadas , las invitadas que aún son solteras, que también próximamente se casen, conozcan a su amor eterno.
  • ¿Y qué hay del ramo?, ¿Debe ser de flores naturales o sintéticas?, ¿qué flor elegir? Sobre ramos de novia se puede escribir aparte, ya que las flores tienen múltiples significados y representaciones en cuanto a tipo y color. La flor blanca de la azucena se usa mucho. También hoy existe la tendencia de utilizar flores aromáticas. Un arreglo floral con lavandas suele ir muy bien, ya que se trata de una flor silvestre, por lo tanto, fácil de conseguir y al mismo tiempo su color es muy delicado y resalta sobre los demás, también claros. En el caso de que sea sintético, un arreglo floral utilizando materiales como goma eva en caliente, también queda hermoso, casi no se nota que no es natural y permanece durante toda la boda, sin tener que preocuparse por la marchitez de las flores. Lo confecciona alguien especializado en ramos y tocados, o bien alguien de la familia o amigas/ os que sepa hacerlo. Suele ser regalado a la novia, ya sea mandado a hacer o hecho personalmente.
  • Otras mujeres, también allegadas, con la condición de ser solteras, deben preparar el dormitorio de los novios. Pueden incluir algún chasco, broma o dificultad para la pareja, como por ejemplo coser las sábanas de la cama nupcial o poner arroz entre ellas.
  • El momento de la liga. Tradicionalmente, la novia tiene una de sus piernas llena de ligas, claro que ocultas por el largo vestido. Cada liga que el novio va sacándole a la novia, debe colocársela a una invitada soltera. Pero los vestidos también pueden ser de falda corta o desmontables. Hoy por hoy se puede optar por poner las ligas en una caja. Y también repartir ligas a los hombres solteros agrega una nota de color y humor a la fiesta.
  • Algo azul, algo nuevo, algo prestado, algo viejo. La novia debe encargarse de conseguir cada objeto y lucirlo o no el día de la boda. Lo que no puede suceder, es olvidarlo. Abuelas, madres y tías, son seres propicios a los cuales acudir frente a esta mágica tradición.
  • La entrada de la novia, del brazo del padrino de bodas. Casi siempre se trata del padre de la novia, ya que tradicionalmente es quien concede “la mano” de su hija al novio. La entrega a éste, de algún modo. Pero puede ser padrino cualquier hombre que la novia considere apropiado para esa ocasión. Suele haber dos madrinas y dos padrinos, que generalmente son los padres de los novios.
  • ¿Qué platos y comidas se van a servir? Se puede optar por un menú a la carta, en caso de festejar en un restaurante.

En Argentina, la zona de Puerto Madero en la provincia de Buenos Aires, presenta múltiples opciones, casi siempre disfrutando de una vista increíble, a la vera del Río de La Plata. Lo que se brinda de comer es muy importante en Argentina y ocupa un lugar central en la fiesta. La secuencia está generalmente compuesta por: Recepción, donde en una antesala del salón o en el sector de aire libre se sirven bocados especiales, canapés, sándwiches de miga, empanadas en miniatura, jugos de fruta, gaseosas, vinos y jugos de fruta con roon. Una vez sentados a la mesa se sirve plato de entrada, primer plato, segundo plato y postre. Las carnes de vaca y de cerdo, casi nunca faltan en estas fiestas.

Otros detalles

  • Luego los novios cortan la torta de casamiento. Este momento de la fiesta también se considera especialmente y se aprovecha para realizar fotos de la pareja. La torta de bodas también merece su apartado. La tradicional es un bizcochuelo seco, con frutas desecadas en su interior. Hoy por hoy se usa mucho el modelo de torta forrada con un motivo elegido por los novios, relleno a elección. Las cremas nunca faltan, por su color blanco, tan representativo originalmente de pureza y castidad. Hoy continúan siendo elegidas también por la suavidad que las caracteriza.
  • La mesa dulce. Así se le llama en Argentina a ese momento infaltable que ya se convirtió en un clásico de todo festejo.
  • Los casamientos suelen ser al aire libre. Dado que los templos suelen pedir cierto arancel, las parejas hoy optan por realizar la ceremonia nupcial en el mismo lugar donde luego festejarán. Esto resulta mayormente práctico, ya que los invitados sienten alivio al no tener que trasladarse desde el templo hacia el lugar de la fiesta. Una boda al aire libre, ya sea de día o de noche otorga un clima único a la fiesta. El contacto con la naturaleza y la sensación de mayor libertad. En Buenos Aires se cuenta con distintos precios al aire libre que se pueden adaptar perfectamente a una boda. Desde casas quintas hasta granjas.
  • Bailar el vals sigue siendo una tradición infaltable. Es en ese momento que se toman las fotos de los novios con cada invitado e invitada. Ocupan un rol central, los padres, hermanos, abuelos, tíos y padrinos.

Las bodas en Argentina se están reactivando poco a poco, porque se trata de un momento único e irrepetible que se transmite de generación en generación. Siempre es recordado por sus anécdotas. Una boda y su celebración indefectiblemente valen la pena y terminarán por retrotraernos a instantes de felicidad. Por Evangelina Da Fonseca.

Imagen via Pixabay

PUBLICIDADSi quieres personalizar tu texto acude a nuestro socio Escriturama.com, donde podrás comprar además de discursos para bodas muchos más tipos de textos: cartas de amor, cartas de despedida, relatos personalizados y muchas más opciones.