Discurso de Mamá en Convite

0

Buenas a todos nuestros invitados,

¿Qué hermoso es todo esto verdad? Contemplar nada más y nada menos que a este pequeño retoño del cual vi nacer hace tantos años atrás, pues no diré la edad, (risas). Bueno regresando a lo nuestro, quiero ante todo darle muchísimas gracias por asistir a este grandioso encuentro de amor, sí del amor que llevarán de ahora en adelante mi querido yerno con el sol de mis ojos, mi hija (María). Es demasiado emocionante participar y observar desde que los vemos nacer y crecer a nuestro lado para un día convertirse en hombres y mujeres de bien y hasta verlos casarse, llevando este hermoso sentimiento que todos llamamos AMOR. Del amor es que te naciste hija mía y ahora que encuentras el amor te veré partir a un nuevo destino, de casada me refiero, (risas).

Sé que las emociones me están llegando a cada rincón de mi ser, por estas palabras que digo, pero quiero afirmar ¡Qué bello es el amor! Si ven que no me entienden al hablar antes de celebrar este convite, por favor no se vayan a atorar vosotros con la comida (risas). Regresando a lo que estaba comentando, no hay palabras que describan a mi hija, ya todos sabéis de ella y la conocen, con su personalidad firme, luchadora, valiente, pero sobre todo una mujer con un corazón enorme del cual, no solo cabe el novio, también entramos todos (risas).

Desde que era pequeñita, su padre y yo nos sentimos bendecidos con su presencia, ahora esta bendición la llevará por siempre mi grandioso yerno. De vez en cuando de niña tenía sus tremenduras, pero juntos supimos y aprendimos a llevar cualquier adversidad que se nos venía por delante. Aunque a veces se quiere llevar toda la atención (risas) así como cuando estaba en el colegio y mi pequeña una vez quiso hacer un berrinche, pero como una niña de Dios aprendió que eso estaba mal. Esta hermosa joven ahora una señora casada es de grandiosos talentos sin igual.

Es talento haciendo amigos, pues, miren a todos vosotros sus mejores y excelentes amigos junto a ella, que también han tenido que enseñarla (risas).

Casi se me olvidaba describir de cuando conoció a Carlos, este gran muchacho que os contempláis aquí es un joven de rectitud y con una dedicación que le tiene a mi hija a cabalidad. Carlos espero te portes bien con María, si no ya sabes cómo somos las suegras (risas). Lo importante Carlos es que le tengas mucha paciencia, si mucha (risas) y verás ese terrón de azúcar que es mi hija.

Quiero decir esta frase dedicada a ustedes mis muchachos, de parte de tu padre también María, recuerda que tu viejo ahora me tiene que aguantar a mi (risas). “Vive, sueña, ríe y nunca decaigas por lo que quieres y lo que amas, todo viene si lo haces con fe y te lo propones”.

No quiero alargar este discurso, pero si quiero decir algo, espero ser abuela muy pronto, eso sí, que sean muchos nietos.

Gracias por su atención. Que ¡Vivan los Novios! Buen provecho para todos.

 

Imagen via pixabay

PUBLICIDADSi quieres personalizar tu texto acude a nuestro socio Escriturama.com, donde podrás comprar además de discursos para bodas muchos más tipos de textos: cartas de amor, cartas de despedida, relatos personalizados y muchas más opciones.