La madre de la novia da un discurso

Madre de la novia
Madre de la novia

Una boda es un momento difícil, emotivo, lleno de nostalgia y orgullo para cada madre o padre. Es un momento en donde ven partir a uno de sus hijos, por eso los discursos de los padres de los novios, suelen estar llenos de emociones. La mayoría saca a relucir algunos momentos de cuando eran pequeños, o alguna travesura, o lo que están sintiendo en ese momento.

Lo importante es que la personalidad de cada padre o madre se demuestre en unas palabras.

Si buscas más discursos de padres/madres de los novios visita  nuestras secciones de discursos de padre y discursos de madre.

PUBLICIDAD
Contacta con nuestro socio Escriturama para conseguir un texto personalizado y a medida. Precios muy competitivos y gran capacidad de respuesta.

Allá va el discurso:

Primero que nada, quiero agradecer a todos los que estáis aquí presentes acompañando a mi hija y a mi yerno en este proceso tan bonito que es el matrimonio. Como podéis ver las emociones me están ganando y me está costando hablar.

Para los que conocéis a mi hija, sabéis de sobra como es, porque es una mujer transparente que dice y demuestra las cosas tal cual las siente. Cosa que a veces le ha traído más de un problema, pero también se ha ganado a los mejores amigos y a Mario.

Cuando era pequeña, puedo decir que era una princesita, siempre vestida de rosa, jugando con sus muñecas y haciendo unas obras de teatro impresionantes con todos sus juguetes, en donde siempre tenía que estar “la novia y el novio”. Era una persona que vivía soñando con el amor, nos hablaba de sus sueños y uno de esos era casarse. Ella decía que se casaría con un hombre rubio, que ya ves Mario de rubio no tienes nada. También era un poco traviesa, que más de algún susto nos dio, y sobre todo era cabezona, más que nadie seguro, siempre quería conseguir las cosas ya y todo lo que se proponía lo conseguía… y ya ves Mario tú has sido uno de los que cayó en su trampa.

La bienvenida

Mario, te damos la bienvenida a nuestra familia. Desde que Begoña te conoció, su vida dio un giro, todo giraba en torno a ti, y si no fuera por cómo eres quizás nos hubiese costado asumir eso. Estamos muy tranquilos porque hoy entregamos a nuestra hija a un hombre maravilloso. Sabemos qué vais a llevar esta relación por buen camino. Pero recordar, que el amor es como una flor, hay que cuidarla cada día, regalarla para que crezca firme y fuerte, y en ningún momento descuidarla. Vais a vivir muchos momentos, tantos buenos como malos, y solo el amor puede sobrepasar cualquier problema. Cuidaros, amaros y respetaros todos los días de vuestra vida.

Creo en vosotros, creo en el amor y creo que me vais hacer abuela pronto.

Os deseo toda la felicidad del mundo.

¡Viva los novios!

Imagen via Pixabay