Lectura hermana
Lectura hermana

Hoy os traigo el primer vídeo. Se trata de un vídeo donde una hermana lee en la boda de su hermano. Os he transcrito el texto por si lo quereis reutilizar, ahora os dejo con el texto boda hermano.

Si eres la chica que sale en el vídeo o estas relacionado con ella contáctame si no estás de acuerdo con que haya transcrito el vídeo.

Buenas tardes a todos, permitidme, querida pareja, que me dirija a vosotros brevemente y sobre todo permitidme que os confiese, primero, aquello mismo que decía la poetisa Amalia Bautista:

“A veces, tengo sueños como mares.”

En ese sueño, José y Gloria, estáis vosotros. De quienes espero que, aún con los golpes de las olas y el sinsabor del agua salada en la boca, inevitables, en la que será larga travesía, no permitais que os despierten. Y si así fuera, que tengais la fortuna de quienes sobreviven al naufragio y descubren como, entonces, se amplia la paleta para dar paso a nuevos colores.

En esta travesía, acumuláis ya algunos años de relación. Esta vez, habeis decidido llegar a este puerto: dar el paso de contraer matrimonio, y así, lo celebramos con vosotros. Y es que, esta pareja poco a poco fue tejiendo su tela. En ella, queda grabada una bella historia de amor:

“Cuentan que cuentan, que hace unos años, un principe, andaba buscando la flor que iluminará sus ojos. Siempre encontraba flores simples que aparecían y desaparecían. Un día, creyó ver una brizna que no se parecía a las otras. El tiempo y el cuidado que se tomó antes de hacer su primera aparición, despertaron en este principe una expectación enorme. El principe, callado, albergaba esperanza cuando noche tras noche la regaba y abrigaba en los duros inviernos. Fue entonces, cuando creyó haber descubierto aquella flor que le diera sentido a su vida.”

Jose, has hallado tu rosa.

Para terminar, quiero decirte algo más. Por cierto, no sabes lo guapo que estás hoy. Pero sí sabes lo que me alegra verte feliz. Como también escribe Amalia, tu me sueñas y yo sueño contigo.

Así que, permiteme finalmente que te muestre mi agradecimiento. Gracias por ser quien eres. Gracias por darme tu mano cuando más te necesité. Gracias por la sonrisa que me ofreces cada día. Gracias por apreciar el valor de unos padres. Gracias por abrirme el corazón. Gracias por el consejo oportuno. Gracias por tu apoyo incondicional. Gracias por las palabras de aliento. Gracias por no defraudarme. Graciar por decirme la verdad.  Gracias por todo. Os deseo lo mejor, gracias.

Extraído y transcrito de este vídeo de youtube.