La ceremonia de la plantación

0

Una ceremonia que trasciende en el tiempo

Esta vez hablaremos de un rito muy significativo y emotivo, que es la ceremonia simbólica del árbol. Trata de sembrar un árbol en la ceremonia de matrimonio como símbolo de las raíces de la relación y el continuo crecimiento y fortalecimiento del amor.

Esta es una de las ceremonias más especiales que se pueden realizar en un matrimonio, ya que su realización no se limita al momento de la unión, sino que transciende en el tiempo. Y conforme pasen los años de casados, irán viendo crecer ese árbol, árbol que nació el día de vuestro matrimonio.

¿Cómo hacer la ceremonia?

El primer paso es escoger el tipo de árbol que más os guste y que garantice que crecerá fuerte en el entorno donde lo vayáis a sembrar. El árbol escogido tiene que estar en su estado más joven, no necesariamente como semilla, puede tener algunas ramas ya constituidas.

También necesitaremos una mesa junto al altar con el árbol escogido y una maceta más grande vacía. A ambos lados, colocar dos cubos de tierra, dos paletas de jardinería y una pequeña regadera.

Luego, existen dos opciones para llevar a cabo esta bonita ceremonia:

La primera y la que más se utiliza, sobre todo cuando el lugar de la ceremonia no es tu hogar o el hogar de algún familiar. En este caso, el árbol se siembra en una pequeña maceta durante la ceremonia. Luego cuando ya hayáis pensado en un lugar especial donde ponerlo definitivamente, se tendrá que sembrar de nuevo para poder comenzar su crecimiento.

La segunda opción se utiliza, sobre todo, cuando la ceremonia se realiza en un lugar donde existan unas condiciones favorables para sembrar el árbol y que lo podáis visitar sin problema. Cómo el chalet de tus padres, o la casa de algún familiar o amigo cercano. Ahí se siembra el árbol directamente y se deja crecer en ese entorno para siempre.

Y si todavía no vivís juntos, una manera de complementar la ceremonia simbólica del árbol es aportando cada uno un poco de tierra de sus hogares para la nueva plantación, o bien, de la casa familiar en la que crecieron. El ritual indica que el amor, la unión y la fortaleza entre ambos irá madurando a medida que lo haga también el árbol.

Lo más especial de esta ceremonia es que en cada aniversario vais a poder visitar vuestro árbol para ver cómo crece, o incluso, cuando cumpláis bodas de plata u oro, podréis renovar vuestros votos bajo la sombra del árbol que hace unos años atrás sembraron llenos de esperanza e ilusión, símbolo perfecto de la fortaleza de vuestro amor.

Texto para la ceremonia simbólica del árbol

Para los que os animéis a llevar a cabo la ceremonia simbólica del árbol, os dejamos un texto que puede serviros para realizar el ritual. Toda la ceremonia la realiza el oficiante, por lo que vosotros únicamente tenéis que preocuparos de vuestro árbol.

Oficiante: (nombre del novio) y (nombre de la novia) ahora van a participar en una ceremonia de plantación de árboles para simbolizar las raíces de su relación, y el continuo crecimiento de su amor, ya que hoy se convierten en una familia.
El amor es la esencia de la experiencia humana y la emoción. Es la raíz de todo y todo lo que nosotros, como seres humanos, hacemos. El amor enriquece nuestra experiencia, y llena nuestra vida de significado. Esto nos da una base firme desde la que crecer, aprender y cambiar.
(Nombre del novio) y (nombre de la novia), pueden sembrar el que a partir de hoy será el árbol de su amor.
(Los novios proceden a la siembra)
Que su relación y su amor por los demás sean como este árbol que se planta hoy. Dejen que crezca alto y fuerte. Dejen reposar alto durante los vientos y las lluvias y las tormentas severas y volver indemne. Como un árbol, su matrimonio debe ser resistente. Debe superar los desafíos de la vida diaria y el paso del tiempo. Y al igual que el árbol que están plantando, el matrimonio requiere cuidado y alimento constante. (Nombre del novio) y (nombre de la novia), ¿Pueden regar el árbol?
(El novio coge la regadera y vierte una pequeña cantidad de agua en la maceta y luego pasa la regadera a la novia, que también vierte una pequeña cantidad de agua.)
Recuerden nutrirse entre sí, con palabras de ánimo, confianza y amor, porque eso es necesario a diario para que cada uno pueda crecer y alcanzar su máximo potencial, al igual que este árbol que hoy están plantando.

Más ceremonias simbólicas

Imagen vía Pixabay

PUBLICIDADSi quieres personalizar tu texto acude a nuestro socio Escriturama.com, donde podrás comprar además de discursos para bodas muchos más tipos de textos: cartas de amor, cartas de despedida, relatos personalizados y muchas más opciones.