Lectura de primo del novio

0
Lectura del primo de la novia
Lectura del primo de la novia
Publicidad

Los primos son una parte esencial de nuestra vida. Así que, como hasta ahora no habíamos publicado ninguna lectura de primos aquí os traemos una: lectura de primo del novio.
Si eres la persona que sale en el vídeo y no estás de acuerdo con que hayamos transcrito el vídeo haznoslo saber.

Bueno primo, ya está hecho. Os habéis casado. Dicho así parece una sentencia, pero no es cierto. Todos sabemos, principalmente vosotros, que se trata de un compromiso voluntario de unión para toda la vida. En absoluto obligados, como se mencionaba en el tramite legal que antes habéis realizado, sino dispuestos y deseosos de hacerlo.

Hoy José has querido que hable en tu ceremonia. He llegado a preguntarme el porque de esa petición y quiero pensar que es porque de alguna manera nuestra relación de primos pesa en tu interior lo suficiente como para que me pidieras una cosa así. Esa reflexión hizo volver a mi mente una frase que dijo mi padre el día que nos anunciasteis este acontecimiento. Decía el, comentando con tu padre, mientras nos miraban conversar, que la alegría que sentiamos todos por vuestro matrimonio no respondía a otra cosa sino a que eramos como hermanos. Es cierto que no compartimos la misma madre ni el mismo padre, pero me pregunto si la sangre es determinante para quererse o no. He llegado a la certeza de que no, que la sangre es meramente circunstancial y que, realmente, el cariño, el amor fraternal de cualquier tipo, nace, crece y se mantiene alimentado por las vivencias y experiencias compartidas. Y creo que esa es la razón de que hoy esté aquí dedicandote estas palabras.

Quiero decirte que echando la vista atras me siento orgulloso de ser tu primo, José, y te lo digo de corazón. A fecha de hoy aún me parece increíble, te veo aquí ya casado y no puedo creer que ese niño morenillo, rechoncho, fantasioso y que siempre llevaba un don mickey en la mano cuando venía con sus padres a visitarnos se haya convertido en el hombre que hoy eres: un hombre de bien. Y lo digo muy alto, un hombre de bien que hoy regala el resto de sus días a la persona que más quiere en este mundo. Y digo que más quiere en este mundo porque así lo creo, porque os he visto juntos, porque he visto como la miras, como la abrazas y como buscas sus caricias y sus besos. Y me siento orgulloso de ti, primo, porque, seamos sinceros, cuando te veía un poco perdido en este mundo que nos ha tocado vivir, te has rehecho a ti mismo y has comenzado a caminar  con paso firme, seguro de ti, afrontando tus miedos, pues estoy seguro de que los tienes para hacer tu vida como crees que la debes hacer y vivirla como piensas que la has de vivir.

Aunque en muchas ocasiones no hayamos cumplido las expectativas que nuestros padres tenían pensadas para nosotros, prueba evidente de que lo estamos haciendo bien es que hoy es un día de celebración para todos y nos sentimos felices de estar aquí contigo y compartirlo. Para terminar decirte que espero, egoistamente, que nos ofrezcas muchos días como este y que me permitar vivirlos contigo. Y para ti, desearte sabiendo que hoy disfrutarás como nunca, que el día de hoy sea el peor de todos los días de tu vida que están por venir.

Os deseo a los dos, toda la salud del mundo para que tengais una larga vida, uno al lado del otro y sigais creciendo juntos. José, aprovecho para decirte algo que es evidente y que no solemos decirnos: te quiero.


Imagen vía flickr
Vídeo vía youtube

PUBLICIDADSi quieres personalizar tu texto acude a nuestro socio Escriturama.com, donde podrás comprar además de discursos para bodas muchos más tipos de textos: cartas de amor, cartas de despedida, relatos personalizados y muchas más opciones.