¿Se deben memorizar los discursos para bodas?

0
Invitado haciendo su discurso para bodas
Imagen de Catrin Svenfors vía flickr.com
Publicidad

La autora de este post es Yasmina Soriano, especialista en SEO y contenido web con una afición que todo el mundo ve rara. ¿Cómo puede ser que le guste hablar en bodas, una cosa de la que la mayoría huyen? No sólo le encanta, sino que además ayuda a otros a realizar los mejores discursos para bodas.

Te han encargado la estresante tarea de hablar en el día de la boda de un ser querido. Una de las primeras dudas que te asaltarán es si los discursos para bodas deben aprenderse de memoria o leer de un escrito.

¿Cuál es la mejor opción? ¿Arriesgarse a quedarse en blanco y parecer que se ha trabajado duro al aprenderse el discurso de boda de memoria, u optar por la lectura e ir a lo seguro? ¿Y si te lo medio aprendes y llevas un apoyo en escrito con los puntos clave? ¿Debes llevar el texto de boda escrito en un folio de papel, tarjetas o en otro soporte, como la mano? Aquí mi consejo:

No uses escritos en papeles de tamaño sábana

  • Los papeles A4 (los de tamaño normal, de folio) son demasiado finos. Se doblan y se estropean con facilidad.
  • Además, tendemos a escribir en exceso… y por las dos caras. Leer un texto largo resulta ultra farragoso para los invitados (e incluso para los novios, aunque ese día lo vean todo color de rosa).
  • Si estás un poco nervioso, los papeles temblarán en tus manos como las maracas de Machín.
  • Puede que levantes la vista para tomar el pulso de tu audiencia, vuelvas a la hoja de papel y te pierdas por la página sin saber retomar rápidamente el discurso.

Memorizar tu texto de boda es demasiado arriesgado

  • Aprenderse un discurso de boda de memoria puede parecer que aumenta la calidad de la hazaña unos días antes del enlace. Pero, créeme, en ese preciso día hay muchas emociones a flor de piel y mucho estrés en el aire. Tienes una probabilidad alta de que acabes olvidando tus líneas.
  • No olvides que, aunque te lo has conseguido aprender de memoria, sino no tienes soltura puede parecer muy postizo. Contraproducente.
  • Darle al ejercicio de la memoria es añadirle estrés innecesario a una actividad estresante de por sí.

Las notas son una red de protección

  • Siempre intenta saberte tu discurso de boda bien, sin necesidad de leer. Pero no intentes aprenderte hasta las comas. Con unas tarjetas (o un tamaño de papel más pequeño y más grueso), escríbete notas con la estructura de tu discurso.
  • Nadie sabe si te has olvidado algo o lo has añadido improvisado, pero si que es obvio cuando alguien pierde el hilo de su discurso. Tomar notas con los puntos clave te ayudará a mantener la cohesión e ir saltando de un punto a otro. Darás sensación de precisión y seguridad.
  • Le añade espontaneidad a tu discurso de boda.
  • Aún siendo la mejor opción aprenderte el discurso de boda sin presión con el apoyo de unas notas, practica mucho antes del gran día. Puede que te desorientes sino.

Mi consejo para ti lector (y para todo mortal) es que te aprendas tu discurso de boda, pero sin presión y acompañándote de notas.

Para seguir con los primeros pasos de creación de un discurso para boda sigue confiando en nuestros consejos.

En leerenbodas te ayudamos en todas las fases de la tan bonita hazaña de regalar a tu pareja más querida un discurso en el día de su boda.

 

 

 

PUBLICIDADSi quieres personalizar tu texto acude a nuestro socio Escriturama.com, donde podrás comprar además de discursos para bodas muchos más tipos de textos: cartas de amor, cartas de despedida, relatos personalizados y muchas más opciones.