Un matrimonio entre mujeres : oda al amor

Matrimonio entre mujeres
Mujeres

Desde leerenbodas os presentamos un discurso pensado para leer en una ceremonia de matrimonio entre dos mujeres por una amiga íntima de las novias. Si te interesa un tipo de discurso para boda LGTB te recomendamos que entres en nuestra sección Discursos LGTB, aunque en principio el amor no entiende de sexo por lo cual pensamos que cualquier discurso te servirá una vez lo adaptes a lo que buscas.

Sin más, allá va el discurso:

 

Contacta con nuestro socio Escriturama para conseguir un texto personalizado y a medida. Precios muy competitivos y gran capacidad de respuesta.

Buenas tardes a todos, familiares y amigos,

Soy María, una amiga íntima de las novias. Conozco a Elena desde hace bastantes años, exactamente desde que ella tenía diecisiete, por lo que puedo decir que hemos estado una junto a la otra durante algunos de los momentos más bonitos, más duros y más trascendentes de la vida de ambas. Hace dos años, Elena trajo a Jane a mi boda y fue entonces cuando la conocí. Enseguida me di cuenta de lo alegre y feliz que estaba Elena, y desde aquel primer encuentro a esta parte he tenido ocasión de corroborarlo cuando he vuelto a estar junto a ellas, así como cada vez que Elena me ha hablado de su relación.

Cuando Elena conoció a Jane

Hasta que Elena conoció a Jane durante un viaje a Granada, la tierra de ambas, yo siempre noté que a mi amiga le faltaba algo. Siempre ha sido un poco alocada, yendo de aquí para allá, y aunque durante la mayor parte del tiempo se la viese feliz… Yo la conocía lo suficiente como para saber que no estaba completa, aunque nunca supe definir el porqué. Hasta que conoció a Jane. Ella consiguió que Elena empezara a mirar más por su propia salud, la ayudó a ser más consciente de sus pasos y, sobre todo, despertó en sus ojos el inequívoco brillo de alguien que está verdaderamente vivo. Por todo ello, no cabe en una vida el agradecimiento que le debo a Jane, por haber conseguido darle a Elena todo lo que yo no pude o no supe darle o hacerle ver.

Unas palabras a Elena

Elena, de sobra sabes que desde que nos conocimos te considero una hermana y que te quiero como a tal. Es difícil explicar con palabras el vínculo que nos une, aunque para eso precisamente están las canciones. La que mejor define nuestra relación es ‘Otro día más sin verte’, cuya letra habla por sí sola y de la cual nos apropiamos durante un momento bastante delicado para ambas. Dentro de un año, más o menos, Jane y tú os marcharéis a vivir a Granada, quizá indefinidamente, a esa preciosa casa que os estáis construyendo en un pueblito, entre montañas. Aunque a partir de entonces serán muchos los días que pasaremos alejadas, sé que no tendré que preocuparme lo más mínimo, pues no hay ningún otro lugar mejor en el que puedas estar que allá donde esté Jane, la mujer que mejor va a saber cuidarte y mimarte como te mereces.

Cerrando

Solo me queda desearos que continuéis creciendo como personas, ayudándoos para ello mutuamente, y que construyáis un hogar repleto de bondad y felicidad donde ver crecer a vuestros hijos (¡tres como mínimo!). Espero que, cuando lleguéis a viejitas, sigáis desprendiendo un amor tan puro como el que desprendéis ahora, y por el que me siento tan orgullosa de ser vuestra amiga y vuestra hermana.

Os quiero, de corazón. Gracias.

Imagen via Pixabay

Si tienes alguna sugerencia o quieres solicitar que incluyamos algún tipo de texto en la web contáctanos con el siguiente formulario de sugerencias del usuario